hachedesilencio
Te agradezco el tiempo que pasamos, las noches que estuvimos, los te quiero que dijimos y los que también callamos.
Agradezco haber sido por un tiempo tu sonrisa y el brillo tan hermoso de tu mirada.
Agradezco que me hayas querido, que me hayas cuidado, que me hayas aceptado y haber tenido una historia que jamás olvidaré.
Te agradezco la vida que ahora me quitas, las lágrimas que me dejas y la sonrisa que te llevas.
Así sean cosas buenas o cosas malas, contigo fui más que feliz y será eterno el amor y eterna tu ausencia.
Ahora no sé que hacer contigo, si no estás, si te necesito en cada suspiro que arranca mi piel y desarma mi tranquilidad.
Te agradezco que me hayas hecho soñar por los cielos, así haya terminado por los suelos. Pues contigo, no creí tener paracaídas y también creí que no existiría un final.
Pero te agradezco todo, así me dejes hasta nunca y yo te busque hasta siempre.
Lo que nunca te dije, José Vergara  (via hachedesilencio)

akshqkshwi

hachedesilencio
No podemos tirarnos cada vez que una persona nos rompe el corazón. Es decir, si podemos, pero no deberíamos. El tiempo pasa corriendo y la vida nunca espera demasiado, así que gastar un día pensando en el “cómo hubiera sido”, es desperdiciarlo no haciéndolo suceder. Hoy duele, pero mañana dolerá un poco menos, y la próxima semana dolerá todavía menos, y así hasta que no duela más —o en su defecto— hasta que uno se acostumbre. Lo que quiero decir, sin más rollo en el asunto, es que terminar tirados siempre vale la pena si eso hace invencibles nuestras ganas de creer.
Estefanía Mitre  (via hachedesilencio)

muchas palabras,1 aprendizaje.